Touch Bionis es la compañía que creo la i-Limb, una prótesis revolucionaria que puede ser controlada por las señales nerviosas en el brazo del paciente, así como por una aplicación que permite que el usuario pueda elegir entre 24 diferentes forma de agarre de la prótesis, misma que además cuenta con pulgar giratorio y cinco dedos que se accionan de forma individual.

Por otra parte, esta aplicación también le ofrece información sobre cómo utilizar de mejor forma el dispositivo o cómo se pueden diagnosticar problemas. Pero más allá de la aplicación, las señales musculares bajo patrones definidos también juegan un rol importante, ya que la prótesis está conectada a la muñeca mediante el uso de electrodos que recogen el impulso eléctrico que crean los propios músculos. Eso sí, estos son interpretados por un ordenador ubicado en el dorso de la mano.

Ve el video:

Vía Daily Mail