Un estudio de la Universidad de Connecticut reveló que quienes juegan videojuegos se tornan más agresivos cuando su enemigo virtual tiene una apariencia más humana.

El estudio, titulado “Percepción de l apariencia humana en los videojuegos: hacia un entendimiento de las percepciones de los jugadores sobre las características de los juegos” puso a jugar a 148 voluntarios el título Quake 3 Revolution, un shooter donde los enemigos van desde apariencias humanoides hasta formas totalmente fantásticas.

“Predijimos que mientras menos blancos humanos hubieran, habría más agresión; pero los jugadores parecían ser más agresivos ante más blancos humanos”, señaló la investigación publicada en el número de mayo de la revista Mass Comunication and Society.

Pese a esto, el estudio dice que este aumento en la violencia verbal no tuvo su correspondiente en la parte física, lo que comenzaría a desmentir que jugar títulos violentos torna más irascible a la gente.

Lo que viene en el futuro para continuar este estudio, dice relación con el realismo de las armas utilizadas en los juegos y el efecto de éstas en la actitud de los usuarios

Vía Universidad de Connecticut