La idea de un sistema de transporte que revolucionaría la forma de viajar, tanto en velocidad como en precio, fue presentada por el empresario estadounidense Elon Musk, quien prometió que Hyperloop (como fue llamado) uniría las ciudades de Los Ángeles y San Francisco en solo 30 minutos, en un trayecto que en auto toma 6 horas.

Este medio de transporte funcionaría con un tubo a baja presión a través del cual se lanzarían cápsulas impulsadas magnéticamente y sostenidas gracias a un colchón de aire, lo que las haría viajar a la respetable velocidad de 1.200 km/h.

Musk presentó a Hyperloop como una alternativa al tren de alta velocidad que se planea construir entre ambas ciudades, y cuyo proyecto se ha encontrado con la resistencia de los vecinos de las comunidades a través de las cuales pasaría su trazado.

La implementación de este sistema costaría US$6.000 millones, y su trazado paralelo a la carretera haría mínimos los costos en expropiaciones. Una vez construido, mandaría cápsulas cada 30 segundos, a un costo de US$20 cada ticket.

Elon Musk es el fundador de Paypal y de Space X, primera empresa privada en hacer viajes al espacio y conectarse con la estación espacial internacional. Además de haber creado Tesla, firma de automóviles deportivos que logra el mismo rendimiento que un coche a gasolina, pero con electricidad.