La investigación espacial cada día realiza nuevos experimentos con el fin de perfeccionar técnicas que necesitarán para tal o cual misión, pero esta última es realmente espectacular, porque La Nasa está reclutando voluntarios que pasen 70 días tumbados en una cama, con el objetivo de comprobar cómo se ve afectado el cuerpo de los astronautas cuando se someten a la microgravedad.

Los voluntarios además podrán jugar videojuegos, navegar por internet y realizar variadas actividades pero acostados en la cama, y no sólo será por amor al arte, pues recibirán 5000 dólares mensuales con pago. Ahora, los grupos se dividirán en dos, uno que estará 70 días sin realizar ejercicios y otros que sí, mientras que antes de acostarse por los 70 días, el primer grupo estará 13 días libres en las instalaciones del Johnson Space Center de Houston y el otro 21 días.

Finalmente, luego de todo este proceso, se reincorporarán de a poco a sus vidas cotidianas y serán sometidos a distintos exámenes que comprueban el estado del sistema cardiovascular, ósea, circulatorio y nervioso.