Increíble pero cierto. Sí, porque unos científicos acaban de publicar en la revista Natura, el descubrimiento de unos árboles australianos que literalmente dan oro o en otras palabras, encontraron que en las hojas de estos árboles – de Goldfields-Esperance-crecen partículas del metal dorado.

Específicamente, estos árboles que son una especie de eucaliptus, son una especie de indicadores de que en ciertas zonas hay depósitos de oro, debido a que en sus hojas contienen estas partículas. Esto porque los eucaliptos son altamente resistentes al clima y sobre todo a la sequedad, por lo que sus raíces buscan en grandes profundidades la humedad necesaria que necesitan para sobrevivir y es así como han llegado a encontrar yacimientos de oro muy escondidos en el subsuelo, absorbiendo partículas de oro correspondientes al 20% del diámetro de un cabello humano.