Hasta el momento las pantallas táctiles han dominado el mercado de la telefonía móvil inteligente y también han llegado a los ordenadores de escritorio, pero desde su lanzamiento que no existe mayor evolución en lo que se refiere a lo táctil, sin embargo eso podría estar por terminar, pues un grupo de desarrolladores de Disney Research trabaja en un nuevo tipo de pantalla táctil capaz de hacer que lo que se toca se sienta como real. Vale decir, existirán vibraciones eléctricas que simularán las diversas texturas, por ejemplo.

Específicamente, esta sensación se basa en la variación de voltaje en la pantalla táctil, calculando los algoritmos del tipo de objeto y las características físicas de este, más la velocidad y la dirección de los dedos, lo que hace posible que el usuario sienta la textura como real y en tercera dimensión, que es el punto en el que están poniendo más esfuerzo y para ello experimentan con la Kinect.