La utilización del condón en el mundo ha crecido bastante y no sólo para evitar el embarazo no deseado, sino que también para disminuir el contagio de enfermedades de transmisión sexual, pero en la última decada no han existido innovaciones en materias tecnológicas, por lo que la Fundación Bill & Melinda Gates, ofreció en marzo pasado hasta 1 millón de dólares para diseñar un mejor condón.

“El principal inconveniente desde la perspectiva masculina, es que el placer disminuye al utilizar los condones, por lo que una nueva generación de estos podría ayudar a aumentar la sensación y con ello incentivar su utilización y contribuir con esto a la salud global”, sobre todo en lo que tiene relación con la transmisión del VIH.

Por tal motivo, la fundación Bill Gates invitó a que se enviaran propuestas pero con una “hipótesis comprobable, incluyendo un plan asociado de cómo serían probados y validados para producir datos interpretables y sin ambigüedades”. Y así ocurrió con los 11 proyectos ganadores que recibirán 100 mil dólares cada uno para ser desarrolladores.

Uno de los más destacados fue el que propone un condón de grafeno, uno de los materiales más revolucionarios del último tiempo y que permitiría que el preservativo fuese muy fino sin perder resistencia que es lo primordial. Otras alternativas son con nanocoberturas hidrofílicas, materiales adaptables que tomarán la forma del pene, etc. Finalmente, cabe destacar que estos proyectos ganadores tendrán entre 12 a 18 meses para desarrollar de manera viable comercialmente el condón y postular así a llevarse el premio principal de 1 millón de dólares.