Sony se guardó varias sorpresas para el final CES de Las Vegas. Se trata del lanzamiento de dos nuevos smartphones asequibles e interesantes para los mercados emergentes. Uno de ellos es el phablet Xperia T2 Ultra que es una especie de Xperia Z Ultra lite, el cual llega con una pantalla de 6 pulgadas con resolución de 1280×720 píxeles y tecnología triluminos. Su procesador es un Qualcomm Snapdragon 400 a 1.4 Ghz, memoria RAM de 1 GB y capacidad- ampliable- de almacenamiento masivo de 8 GB, más una cámara fotográfica principal de 13 megapíxeles con flash LED. La batería es de 3000 mAh, conectividad 4G y portará Android Jelly Bean 4.3.

También llega el Xperia E1, un gran gama baja que podría competir con el reinado del Lumia 520. Tiene una pantalla de 4 pulgadas con resolución de 800×400, un procesador Qualcomm Snapdragon 200 a 1.2 GHz y 512 MB de memoria RAM, con capacidad de 4G ampliables de almacenamiento masivo. Llegará con Android KitKat, batería de capacidad de 1700 mAh y conectividad 3G. Tanto el Xperia T2 Ultra como el E1 llegarán en negro, blanco y púrpura.