Las computadoras son cada vez más inteligentes, están aprendiendo a decir no a los seres humanos, se adaptan a las lesiones, e incluso evolucionan, pero que todavía no pueden entender cuando se trata de identificar el sarcasmo humano.

Los investigadores están tratando de resolver eso, y al hacerlo están usando el sarcasmo de internet, específicamente Twitter.

Un trabajo de investigación titulado ‘Detección del sarcasmo contextualizado en Twitter‘ detalla cómo investigadores juntaron tweets que incluyen un hashtag #sarcasm. Entonces, el sistema analiza los tweets, usando palabras como “claramente”, “Estoy sorprendido”, como indicadores de si los tweets eran realmente sarcásticos.

También incluyeron claves contextuales más amplias que incluyen la identidad del autor y el tema acerca que estaban twitteando. 85% de las veces, el sistema identifica correctamente si un tweet era sarcástico.

Los resultados mostraron que la inclusión de un contexto más amplio sobre el autor y la conversación es más eficaz en la detección de sarcasmo que usar el tweet solo. Además, se encontró que el hashtag #sarcasm no es un indicador natural de que se está expresando sarcasmo.