Se trata de la serie 2013 XTS, equipado con un procesador ARM11 de triple núcleo con un tablero que tiene toda la información del vehículo y permite al usuario programar con su voz el desplazamiento hacia su destino, bajo el denomiando CUE.

El CUE (Experiencia del usuario Cadillac en inglés) permite controlar el automóvil por medio de comandos de voz, ya que el dispositivo es capaz de identificar la dirección completa a la cual se desea llegar solamente con decir una frase, por ejemplo, “123 Main Street”.

Además, el sistema cuenta con la capacidad de realizar búsquedas locales en caso que la orden sea “necesito comprar café”, entregando los resultados de los locales más cercanos a la ubicación del usuario.

Esta misma funcionalidad se extiende a la integración de aplicaciones y audio, que permite al conductor decir “toca la radio de la revista Rolling Stones” en Pandora o “quiero escuchar la 88,5” sin tener que tocar la pantalla o un botón.

Por desgracia, la naturaleza misma de la capacidad de conmutación hace que exista un desfase entre la pulsación de un botón, el registro de la entrada, el envío de la misma al sistema para lograr, por ejemplo, un cambio en el aire acondicionado o en el volumen de la radio.

Esto se suma a la falta de inmediatez al pasar por los menús, la navegación por páginas y el deslizamiento entre las pantallas, lo cual se ve agravado por la mala interpretación que muchas veces hace el sistema.

Pero esto no impide que el CUE sea uno de los sistemas de información y entretenimiento más atractivos hasta la fecha, que mezcla los gráficos en 3D con iconos de colores y una pantalla de mapeo muy bien representados.

Si bien la selección de aplicaciones se limita, por ahora, a Pandora, Stitcher y una aplicación pre-instalada de OnStar disponible en el lanzamiento, Cadillac espera contar con cerca de 30 para el 2013.

Más información en: Wired