La empresa de Bill Gates anunció en su blog un cambio en la interfaz para escritorio de su flamante Windows 8, introduciendo una más compatible con aplicaciones de Windows 7 y que permita un mayor ahorro de recursos y de energía en los PC.

Según Jensen Harris, director del programa de gestión de la empresa, “hemos ido más alla de Aero Glass, removiendo aspectos que distraigan la atención de los usuarios”.

Entre las razones esgrimidas para dejar de lado Aero UI se encuentra conseguir una mayor compatibilidad con aplicaciones de Windows 7, lograr una interfaz más limpia y que no distraiga del contenido real de la pantalla.

A esto se suma que Aero UI consumía una gran cantidad de recursos y energía de los computadores, lo cual quedó graficado cuando muchos usuarios de Windows 7 decidieron desactivar los efectos de la interfaz para enfrentar dicho problema.

No obstante, Microsoft recalcó que los cambios son sólo a nivel estético, por lo que la aplicación puede seguir siendo accesible a través de atajos de teclado.

Más información en: Techradar