iFixit, el servicio dedicado a desmantelar productos tecnológicos para mostrar cada uno de los componentes en su interior, calificó al nuevo notebook de 15 pulgadas de Apple como “la menos reparable que hemos visto”.

Según la empresa, el nuevo dispositivo de los de Cupertino fue ensamblada de una manera tal que es casi imposible volver armarla de nuevo.

Su categórico juicio se basa en que la memoria no actualizable está soldada al tablero del sistema, el panel de la pantalla se funde al vidrio haciendo que se forme un conjunto singularmente caro, mientras que la batería también se muestra difícil al momento de ser reemplazada, ya que está pegada al cuerpo de la MacBook Pro.

Además, el costo del servicio para cambiar una batería del nuevo dispositivo llega a los 200 dólares.