Un grupo de científicos de China y EEUU están estudiando el desarrollo de la energí oscura, la que en la actualidad constituye el 70% del contenido del cosmos, por lo que su expansión puede ser la causa del fin de los tiempos.

El estudio llamado “La energía oscura y el destino del Universo”, realizado por investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, el Instituto de Física Teórica de la Academia China de Ciencias, la Universidad de Beijing y la Universidad Northwestern, en Estados Unidos, busca responder las preguntas sobre el origen del universo y su destino.

Y es en este último punto donde la energía oscura es fundamental, la cual es descrita fenomenológicamente a partir del parámetro w, que es la relación entre la presión y la densidad de energía oscura, punto vital para el estudio de su dinámica.

Esto, ya que si la ecuación w

Así, los autores especularon sobre una serie de posibles consecuencias antes de que el fin del mundo cósmico tenga lugar. Por ejemplo, en la peor situación, la Vía Láctea desaparecería millones de años antes del Big Rip.

Dos meses antes del fin del mundo, la Tierra se separaría más del Sol, cinco días antes, la luna se separaría de la Tierra, 28 minutos antes, el Sol sería destruido y 16 minutos antes, la Tierra explotaría.

Más detalles en: Academia China de Ciencias