Steve Ballmer espera que el nuevo sistema operativo móvil de Microsoft se convierte en un rival fuerte en el mercado de teléfonos inteligentes, frente al dominio de Android y el iPhone.

Esto, luego que diera a conocer los resultados de las ventas de Windows Phone 8, cuyo lanzamiento se realizó hace 10 días.

“Con el trabajo que hemos hecho con Nokia, HTC, Samsung y otros … ahora hay una oportunidad para crear realmente un participante fuerte tercer lugar en el mercado de teléfonos inteligentes”, dijo durante el lanzamiento de Windows 8 fuera de EEUU.

“Todavía tenemos una participación pequeña…espero que los volúmenes de Windows Phone crezcan realmente rápido”.

El fabricante de teléfonos finlandés Nokia lanzó la semana pasada sus smartphones Windows Phone 8 ​​Lumia, como una forma de recuperar el terreno perdido y volver a ser el mayor fabricante de teléfonos móviles.

Los envíos de teléfonos inteligentes basados ​​en Android fabricados por Samsung, HTC y otros fabricantes casi se duplicaron en el tercer trimestre, alcanzando los 136 millones de unidades, según investigación de la empresa IDC.

Las fuertes ventas aumentaron la cuota de Android en el mercado de teléfonos inteligentes en todo el mundo, para llegar al 75%. En tanto, la participación de Apple subió al 14,9% durante el tercer trimestre.

Ballmer dijo que habrá más marketing y publicidad en torno a Windows 8, su tableta Surface y Windows Phone que para cualquiera de sus anteriores productos.

También reiteró que Microsoft vendió más de cuatro millones de actualizaciones de Windows 8 en el primer fin de semana después de su lanzamiento.

“La reacción inicial de estos productos ha sido realmente fenomenal … Y si nos fijamos en cómo la gente está obteniendo Windows 8, la verdad del asunto es que más personas con el tiempo conseguirán Windows 8 con la compra de un equipo nuevo que al actualizar sus PCs”, dijo Ballmer.

Más detalles en: Chicago Tribune