Los investigadores de la Universidad de Duke consiguieron la invisilidad de un objeto a las microondas sin producir algún tipo de distorsión. Para ello, se valieron de un dispositivo en forma de diamante de un nuevo meta-material que “revolucionará la transmisión de luz y ondas”.

Los científicos de Duke determinaron que podrían diseñar un meta-material para guiar las ondas electromagnéticas alrededor de un objeto, sólo para que emerja en el otro lado, como si hubieran pasado a través de un volumen vacío del espacio. Esto, a simple vista, provoca que el objeto se camufle o se vuelva invisible.

De este modo consiguieron que un objeto cilíndrico de 7,5 centímetros de ancho y uno de alto se volviera insivible por completo a las microondas.

Para ello, consiguieron reducir la aparición de reflejos a través de este nuevo meta-material, el cual consiste de una capa de tiras de cobre para la creación de un material más complicado y de mejor rendimiento. Las tiras del dispositivo, que mide aproximadamente dos pies cuadrados, tiene una forma de diamante, con el centro vacío.

Así el manto de invisibilidad se divide en cuatro cuadrantes. “Se trata de dividir la luz en dos ondas que viajan alrededor de un objeto en el centro y que resurge como onda con una pérdida mínima debido a la reflexión”, explicó Landy.