La NASA finalizó las pruebas de su nuevo prototipo de traje espacial llamado Z-1, el cual usa cojinetes de movilidad y una escotilla hacia atrás para permitir a los astronautas entrar rápidamente en el traje. Y también se parece al que utiliza Buzz Lightyear.

Los diseños de trajes espaciales de la NASA han evolucionado a lo largo de los años desde el piloto de caza plateado de Mercurio al hinchado hombre “Michelin” del experimental AX-5 y parece que el paso siguiente puede acentuar el clásico traje blanco con algunas rayas verdes brillantes.

Y la NASA no sabe a dónde va. Con el futuro del programa espacial en el aire, la agencia está construyendo el prototipo de su traje espacial para adaptarse a una variedad de misiones extraplanetarias. Uno de los diseños clave del traje es un gran puerto atado a la espalda, que los astronautas pueden utilizar para entrar y salir oportunamente de él.

Más importante aún, el puerto puede ser utilizado para acoplar el traje al lado de una estación de servicio de transporte o en el espacio, evitando la necesidad de una esclusa de aire. Es eficiente.

El traje prototipo Z-1 es también móvil. Los rodamientos en las articulaciones del traje le darán flexibilidad a los astronautas para saltar sobre el suelo lunar o marciano con más gracia que los exploradores que llevaban los viejos trajes de la NASA.

Pero la tecnología básica sigue siendo la misma que los trajes espaciales existentes, es decir, los astronautas todavía lucharán contra los globos de aire dentro de sus trajes para moverse, gastar energía extra con cada paso o pliegue del brazo. Por supuesto, como los globos de aire se mantienen con vida, la desventaja vale la pena.

Un enfoque en la protección radiológica adecuada hará que el Z-1 pueda realizar paseos espaciales más prolongados, pero hay una buena probabilidad de que los astronautas de la NASA se parezcan un poco Buzz Lightyear cuando este traje espacial de próxima generación sea una realidad.

A pesar de ser nombrado uno de los mejores inventos del año por Time, el Z-1 es sólo un prototipo que será la base para construir las versiones mejorada del Z-2 y Z-3 por parte de la NASA. La agencia espacial recientemente terminó las pruebas del primer prototipo, por lo que el Z-2 no parece estar lejos.

Más detalles en: Tested