La agencia espacial de EEUU anunció que dos satélites colisionaron con éxito contra el lado oscuro de la Luna, creando un cráter que fue nombrado Sally Ride, bautizado en honor a la primera mujer norteamericana en llegar al espacio exterior.

La misión, estrellar la nave GRAIL y recoger algunos valiosos datos de la estructura interna y de composición de la Luna, culminó con un impacto a una velocidad de 3.760 kilómetros por hora, aunque la magnitud del cráter creado no se conocerá hasta que el Lunar Reconnaissance Orbiter lo observe en unas semanas más.

La misión llamada Gravity Recovery and Interior Laboratory (Grail) constaba de dos satélites, Ebb y Flow, orbitó la Luna por cerca de un año, logrando más de 115.000 imágenes de la superficie lunar.

La NASA ha dicho que los resultados entregados por GRAIL constituyen el mapa del campo de gravedad de más alta resolución obtenido de cualquier cuerpo celeste.

“Los científicos me dicen que se necesitarán años para analizar todos los grandes datos que se obtuvieron”, dijo el director del proyecto David Lehman en un comunicado, “y es por eso que hemos llegado a la Luna en primer lugar”.

Sin embargo, ninguno de los dos satélites estaban equipados con combustible suficiente para continuar con la misión científica, y las órbitas de Ebb y Flow fueron disminuyendo pasado el punto de utilidad. La decisión de estrellar ambos dispositivos contra un punto específico en la superficie lunar fue tomada con el argumento de que su destrucción abrirá nuevas oportunidades para la investigación.

El accidente tuvo lugar en la cara sur de una montaña de 1,5 millas de altura, donde el equipo del Laboratorio de Propulsión a Chorro responsable del proyecto Grail estima que la mayor parte de los escombros se han enterrado en los cráteres poco profundos alrededor de la zona.

Dado que el sitio se encuentra en el lado oscuro de la Luna, no hay fotos o videos que muestran sobre el lugar. En cambio, la NASA va a esperar hasta que el Lunar Reconnaissance Orbiter se aproxime a tomar algunas fotos desde su órbita.

Más detalles en: Slashgear