Nuevos resultados preliminares indicarían que los investigadores estarían cada vez más cerca del bosón de Higss, es decir, la partícula que descubrieron el pasado julio de 2012, se parece cada vez más, luego de que transcurridos ocho meses, los expertos analizaran una cantidad de datos muy superior a la que tenían en un principio. Se considera que esto corresponde a más del doble.

Según Jose Incandela, el físico de partículas y portavoz del proyecto, “se confirma que la partícula se acerca cada vez más al bosón de Higss, pero todavía queda un largo camino para descubrir qué tipo de bosón es realmente”. O sea, lo que no se sabe aún es si esta partícula corresponde realmente al bosón de Higss que es el modelo estándar de la física de partículas o si pertenece a un bosón de un modelo que no es estándar.

En palabras más sencillas, de confirmarse que se trata del bosón de Higgs, esto significaría que encontraron la partícula que hace posible que el resto de partículas elementos tienen masa, lo que revolucionaría por completo el campo de la física de partículas.

Más información en The Verge