$125.000 dólares será el monto con el que la NASA financiará un proyecto de investigación durante los próximos 6 meses, que tendrá por objetiva idear una forma de utilizar impresoras 3D para fabricar comida.

Se espera inventar un tipo de impresora que utilice insumos como vitaminas, minerales, carbohidratos y todo lo que el cuerpo necesita, para mezclarlos en las proporciones justas y crear comida.

Según la NASA, este sistema permitiría acabar con el hambre en el mundo, sobre todo considerando lo poco eficiente e insostenible que se hace la alimentación con carne animal.

Estos insumos, se espera, podrían ser extraídos de las semillas, plantas o minerales. Además de la noble misión de terminar con el hambre, este desarrollo serviría para alimentar a astronautas durante hipotéticos viajes largos a través del espacio.

Vía Gizmología