Después de participar en una expedición en busca de meteoritos provenientes de Marte presentes en la Antártida, científicos de la Universidad de Hawaii hallaron una importante pista que daría luces sobre una eventual vida pasada en el planeta rojo.

Los investigadores hallaron una roca con abundantes vetas de boro, mineral presente 10 veces más que en otros trozos provenientes del planeta vecino, y que da pistas sobre la existencia pasada de vida.

Ello porque según últimas investigaciones, el boro es clave para la formación del ARN, molécula que, según los especialistas, es fundamental en la formación de la vida, ya que ayuda a crear y estabilizar la ribosa, azúcar que da paso al ARN.

Sin el boro, sería realmente complicada la vida, pues la ribosa jamás llegaría a ser estable. Situaciónn que se replicaría en cualquier lugar que ocurriese, incluyendo a Marte.

Esta investigación, que fue publicada en PLOS One, considera las grandes similitudes geológicos de la Tierra y Marte en sus inicios, y un hipotético mundo de ARN en el planeta rojo.