Un chatbot es un software capaz de comunicarse naturalmente con humanos usando inteligencia artificial. Hay quienes que afirman que en el futuro cada persona tendrá su propio chatbot como sirviente en sus tareas cotidianas.

Los chatbots están apareciendo por todas partes recientemente. El chatbot de Microsoft y Twitter Tay, infamemente falló el mes pasado después que un grupo de usuarios de Twitter explotara  la curva de aprendizaje infantil de Tay. Microsoft se movió rápidamente y hizo un poco de control de daños, pero al final tuvo que cerrar Tay por un tiempo.

El bot de Facebook  hizo noticia este mes cuando dijo que las empresas serán capaces de construir y poner sus propios chatbots en Messenger para interactuar con sus clientes.

Estos chatbots están diseñados para proporcionar información (como el tiempo o noticias de tendencias) a través de un tono natural y conversacional. La mayoría de los chatbots funcionan gracias a inteligencia artificial (IA), pero a veces también son entrenados con seres humanos para ayudar con preguntas más difíciles.

La idea es que estos chatbots con el tiempo nos ayuden a encontrar fácilmente cualquier cosa que nosotros estemos buscando, sin tener que hacer una búsqueda en Internet o abrir múltiples aplicaciones.

El objetivo general de estos robots es entender lo que escribes o dices y responder a tus preguntas o ejecutar tareas. Siri de Apple es un bot, y así es Alexa de Amazon. Pero los robots que tienen a Zuckerberg emocionado provienen de la unión de los programas de mensajería de texto populares y de las crecientes técnicas de inteligencia artificial. Si todo va según lo previsto, estos chatbots sabrán lo que te gusta, recordarán lo que les has dicho y te ayudarán a hacer tu vida más fácil.

El lado oscuro de los bots

En general, los bots son programas de software que hacen la realización de tareas repetitivas simple y rápido, mucho más rápido que los seres humanos.

Algunas personas utilizan robots para realizar tareas simples, rápidas y ocasionalmente nefastas. Por ejemplo, el tráfico de las redes de bots inducidas es responsable del 54 por ciento de las impresiones de anuncios en la Web, dañando a anunciantes que esperan mostrar anuncios a seres humanos.

Delincuentes cibernéticos sofisticados también han utilizado las redes de bots para lanzar ataques de denegación de servicio en sitios y robar información personal, incluyendo números de cuentas bancarias. De hecho, nuevos estudios dicen que los botnets se han convertido en la fuente Nº 1 del fraude en línea.

Pero el anuncio la semana pasada de Facebook tiene la intención de mostrar un bot amable y gentil – y más social.

Lo que las empresas de tecnología están haciendo con los chatbots

Tay de Microsoft tenía la función de conversar con usuarios de Twitter y aprender más habilidades de lenguaje natural. Después de sólo un día de aprender con usuarios malintencionados, Tay fue desactivada.

Sin embargo, Facebook está tomando los chatbots al siguiente nivel. El lanzamiento de los bots para Messenger permite a las empresas construir sus propios bots para sus aplicaciones de mensajería e interactúar con clientes de nuevas maneras y automatizadas. Por ejemplo, un bot puede sugerir ropa para usted después de interacciones mínimas, puede tener una conversación amable, sobre el clima local y enviándote actualizaciones diarias.

Los bots personalizables son el objetivo de Facebook para hacer de su servicio de mensajería la plataforma de comunicación para empresas y clientes.

Chatbots famosos

Uno de los primeros bots fue Eliza, construida en la década de 1960. Ella se destacó en responder a las preguntas escritas en una terminal de computadora de la Massachusetts Institute of Technology, usando generalidades que la hacían parecer una psicoterapeuta poco profunda.

Recientemente, también fue desarrollado un chatbot opensource escrito en javascript, que puede ser implementado en cualquier sitio web, ya sea para empresas o en blogs. El chatbot tiene nombre AIchat.

Para Facebook, estos bots ofrecerán una nueva alternativa a las aplicaciones, y una manera de conectar a los socios comerciales de la empresa con sus 1,9 millones de usuarios de Messenger y WhatsApp, especialmente la generación del milenio. Y los robots de Facebook tienen una ventaja adicional: Se ejecutan en segundo plano en el servicio de mensajería de la empresa.

Con estos millones de usuarios de mensajería, Facebook está generando montañas de datos sobre cómo quieren que estos robots funcionen. Con lo que se espera en última instancia, que sean más útiles.