A veces el secreto está en la misma naturaleza y parece ser el caso de las nueces y su relación con la fertilidad masculina, pues una nueva investigación revela que comer dos puñados diarios de este fruto seco, ayudaría a mejorar la salud de la esperma.

Publicada en la revista americana Biología de la Reproducción, esta investigación otorga nuevas pistas de elementos naturales que pueden ser útiles para los seres humanos. En este caso se trata de la popular nuez y los benditos ácidos grasos que se encuentran en ella, los cuales serían los positivos responsables de mejorar la forma, el movimiento y la vitalidad de los espermatozoides.

Lo anterior se concluyó luego de realizar un estudio a 117 hombres cuyas edades flutuaban entre los 21 y los 35 años, y los cuales separaron en dos evidentes grupos: a quienes se les daba la porción de nueces y a los que no. Por supuesto, el resultado es que los espermas de los hombres que sí comieron obtuvieron una mejoría importante y estadísticamente significativa.

Ahora, para quienes no creen mucho en estos estudios, el doctor británico Allan Pacey de la Universidad de Sheffield, expresó que “ sería relativamente fácil burlarse de los estudios de este tipo, pero existe una creciente evidencia para demostrar que los aspectos de la dieta de un hombre pueden afecar la cantidad y la calidad de los espermatozoides”.

Por lo mismo y para sustentar aún más el estudio, los investigadores a cargo – de la Escuela de Wendie Robbins Fielding en California- , indicaron que ahora el paso correcto sería el trabajo con las parejas con problemas de infertilidad, para así ver si realmente el consumo de nueces logra tener una influencia positiva en la posibilidad de conseguir un embarazo.

Vía BBC

Más información en Analítica