Luego de catástrofes o tras conocer que en algunas ciudades del mundo todavía no existe el agua potable, comenzaron a conocerse la existencia de los filtros que purifican el agua. Y uno de ellos es tan potente, que incluso transforma en agua una Coca Cola.

Se trata de la botella OKO que utiliza una tecnología de filtración que también utiliza la NASA y la cual posee una válvula especial que permite esta purificación a través de un proceso de electro-absorción con carga positiva, atrayendo así a los agentes nocivos, matando baterías y logrando finalmente la obtención de agua.

Y es de este modo como realizaron el procedimiento con la Coca Cola, obteniendo una especia de bebida light gas. Los encargados del experimento son los muchachos del sitio Rocket News 24 y el video lo puedes ver a continuación:

Vía Gizmodo