Un cohete de SpaceX Falcon 9 y su acompañante por satélite se incendiaron durante una prueba de rutina el 1 de septiembre en la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.

SpaceX se preparaba para lanzar el satélite AMOS-6 para la compañía israelí Spacecom el 3 de septiembre, como parte de un proyecto más amplio destinado a que Facebook habilitara Internet a partes de la África subsahariana desde el espacio. La explosión ocurrió durante la prueba del motor estática que normalmente precede a este tipo de lanzamientos. El Falcon 9 enciende sus motores en dos etapas, y esta prueba implica encender los motores de la primera etapa sin dejar que el cohete tome vuelo.

Aunque la explosión destruyó tanto el cohete como el satélite, no hubieron heridos, dijo SpaceX en un comunicado en Twitter. la causa de la explosión aún no está clara. El problema “se originó alrededor del tanque de oxígeno y se produjo durante la carga propulsora del vehículo. Seguimos a revisar los datos para identificar la causa raíz, ” dijo Phil Larson, un portavoz de SpaceX.

El año pasado, un Falcon 9 explotó en junio, justo después de despegar para reabastecer la Estación Espacial Internacional. Desde entonces, SpaceX ha tenido algunos éxitos, incluyendo un despegue y aterrizaje trascendental en diciembre pasado. Pero la explosión de hoy puede retrasar el transporte futuro y misiones tripuladas.

Aquí puedes ver el video: