Un grupo de científicos de la Universidad de Ciencia Electrónica y Tecnología en China lograron componer una melodía a partir de la actividad neurológica producida por el cerebro.

Cuando las personas piensan, las neuronas generan una serie de impulsos eléctricos que pueden ser registradas y transformadas en una grabación con todas las características que posee la música.

Los investigadores creen que, más allá de la curiosidad científica, este tipo de estudios pueden servir para ayudar a personas con estrés y ansiedad, para que puedan recuperar su tranquilidad.

Para poder realizar este descubrimiento, los científicos usaron imágenes del encefalograma de una mujer de 31 años y una niña de 14 años para recrear los tonos y la duración de las notas, e imágenes de resonancia magnética para controlar su intensidad.

“Confiamos en que estos avances nos permitan desentrañar parte de la verdad oculta del cerebro”, afirmaron los neurocientíficos Jing Lu y Yao Dezhong, autores del estudio.