Las disputas entre los grandes de la tecnología e internet no son nuevas. Entre ellas contamos, por ejemplo, con la larga discusión legal entre Apple y Samsung por algunas patentes relativas al uso y desarrollo de pantallas táctiles, y la reciente acusación de Google y Mozilla en contra de Microsoft por competencia desleal, luego de que se anunciara que Windows 8 no admitiría navegadores externos, sólo Internet Explorer. Con ustedes, un caso que recién comienza: Google contra Facebook.

Iba a ser una conversación sobre el éxito del navegador Google Chrome como el más usado del mundo, superando levemente a Internet Explorer. Sin embargo, derivó en una directa acusación a la red creada por Mark Zuckeberg.

En una conversación mantenida por Larry Page, uno de los fundadores de Google, con Charlie Rose, conocido presentador de televisión estadounidense, el CEO de Google acusó que Facebook mantenía a los “usuarios como rehenes”, puesto que no dejaba que el buscador se apoyara en sus bases de datos.

El hecho sería aún más incómodo, porque Google permitió a Facebook utilizar la base de datos del buscador para ayudar a los usuarios de la red social a encontrar a sus amigos y contactos, pero cuando Google quiso hacer lo mismo -utilizar las bases de datos de Facebook- la red de Zuckeberg no lo permitió.

Page declaró que “ellos (Facebook) dicen que es un asunto de privacidad, pero no es así, porque sí permiten a Yahoo utilizar las bases de datos, sólo con nosotros no lo hacen”.

La situación evidentemente irritó a Larry Page, quien consideró que Facebook estaba traicionando a los usuarios y los principios básicos de la reciprocidad al compartir información para optimizar los motores de búsqueda.

Más información en Gizmodo