Los litigios de las empresas tecnológicas por los derechos de autor de las patentes están a la orden del día y sus máximos exponentes son Apple y Samsung, sin embargo esta vez salió al ruedo Google y Oracle con el ya conocido caso por el uso de Java en Android, estableciéndose una sentencia preliminar que no deja bien parado a los de Google.

Esta vez es como en los partidos de fútbol, ya que al menos en la primeros cuarenta y cinco minutos existe ya un claro ganador y se trata de Oracle. Sí, porque luego de dos años de disputa, el tribunal que lleva el caso de la supuesta infracción de derechos de autor que Google hizo de las APIs de Oracle, por fin lanzó una sentencia preliminar que efectivamente los indica como culpables del mal uso de las licencias.

Específicamente, se trata de una demanda que presentó Oracle reclamando que Android infringía la tecnología de 37 APIs de Java que ellos habían adquirido de Sun Microsystems en el 2009. Ahora, el problema es que el jurado aún no decide si estas APIs son de uso libre o no, por lo que todavía les queda tomar ese veredicto y dar la resolución final del caso; o sea, los de Google por el momento no deberán pagar ningún tipo de indemnización.

Cabe destacar que esta problemática y confusa situación para los jueces parte por las mismas declaraciones de Jonathan Schwartz , ex CEO de Sun Microsystems, quien con sus poco claras palabras dio a entender que los de Google no tenían que usar necesariamente licencias para usar sus APIs. Mientras tanto, esta primera instancia queda a la espera de una segunda ronda donde volverán a revisar el tema de los derechos de autor y la presunta infracción, para luego pasar a la tercera y definitiva ronda de deliberaciones en la que se considerarán los daños de los que Google puede ser responsable en estos años de uso de las APIs.

Finalmente, los de Google no se quedaron en silencio y lanzaron una declaración en la que se expone que “apreciamos los esfuerzos de los miembros del jurado para entender que el uso justo y la violación son dos caras de una misma moneda. La cuestión central es si la API en cuestión tiene derecho de autor y eso es lo que el tribunal debe decidir. Esperamos que esto prevalezca en esta demanda y otros reclamos por parte de Oracle”.

Un comunicado que sin duda apela a que las APIs de Java son libres y que por ende ellos no deberían pagar licencias ni indemnizar a Oracle, sin embargo todavía quedan dos instancias para conocer la resolución definitiva del caso.

Más información en TechCrunch