Ya sabemos cómo algunos detractores todavía buscan desestimar el uso de Twitter, al calificarlo como nada más que un sitio web donde la gente pierde el tiempo hablando del sándwich que están comiendo. Aquí hay otra réplica para ellos.

Una nueva encuesta del Consejo de Política Digital (DPC) muestra que el 75% de los jefes de Estado del mundo tienen una presencia en Twitter. El estudio anual del CDP evalúa un total de 164 países, y encontró este año que 123 de ellos tienen un jefe de Estado que está en Twitter, ya sea con un asistente personal o un oficial del gobierno.

Eso representa un crecimiento significativo a partir de 2011, cuando 69 de los 164 países tenían una presencia en Twitter.

En cuanto a los seguidores, el estudio encontró que el presidente de EEUU Barack Obama es de lejos el líder mundial más visto en Twitter, con 25 millones de seguidores. En el número dos está Hugo Chávez, de Venezuela, con 3,5 millones de seguidores.

Twitter está constantemente estableciendo nuevos récords en términos de usuarios y actividad a un ritmo casi molesto, y dice que estos números irán en constante crecimiento, traduciéndose en ingresos serios.

Así, mientras que Twitter aún tenga un poco de una reputación de ser frívolo – y sigue siendo un gran lugar para la frivolidad – tiene sentido que algunas de las personas con las más graves ocupaciones finalmente están comenzando a entrar en razón al valor de la plataforma.