Las acciones de la empresa de la manzana bajaron cuando el prestigioso Wall Street Journal reveló que la demanda del iPhone 5 caía progresivamente, debiendo recortar la fabricación de sus suministros. Desde entonces Apple se mantuvo en silencio hasta hoy, día en que entregan cifras azules.

Hace pocos días Samsung se vanagloriaba de los 43 millones de SIII que vendió en el último trimestre, mientras se rumoreaba que los de Cupertino frenaban la producción de la pantalla para el iPhone 5. Por supuesto, las alarmas se escendieron e incluso se creía que Apple veía los primeros días fracaso.

Sin embargo, faltaban las cifras que ellos mismos debían entregar y que al día de hoy demuestran que se vendieron 52 millones de estos terminales y que además estas cifras continuarían en alza. Vale decir, hoy presentan un escenario completamente distinto y positivo para los de la manzana.

Ahora, la pregunta entonces es sobre qué pasa que comenzaron a disminuir la fabricación de sus componentes, encontrándose como alternativa de respuesta el hecho de que la compañía ya se está preparando para la producción de suministros correspondientes a una próxima generación del iPhone y que podría ser la versión 5S.

Vía Appleinsider