El reconocido sitio de crowdfunding también se suma en forma involuntaria a la guerra de patentes que enfrenta el mundo de la tecnología, luego de ser demandada por permitir que la compañía Formlamb busque financiamiento para comercializar un un sistema de impresión 3D.

El problema reside en que Formlamb es acusada por la empresa System 3D de violar sus patentes relacionadas con la técnica de impresión utilizado por su impresora, llamada estereolitografía.

Así, Kickstarter es sindicado como cómplice de la empresa acusada por permitir la comercialización en su sitio web de un producto que, eventualmente, incumple esta patente.

El proceso de impresión registrado se basa en dirigir un láser ultravioleta a través de una sustancia líquida sintética para causar una capa delgada que se solidifique. Esto se repite capa por capa hasta formar un objeto resultante dibujado por el rayo láser.

Esta técnica no es nueva y existe desde los años ’80 pero fue System 3D la encargada de mejorar dicho procedimiento y patentarlo en 1997.

Más de 2.000 usuarios financiaron la iniciativa, presentada a través de Kickstarter el pasado 26 de octubre por Formlamb, logrando recaudar hasta 2,9 millones de dólares.

Kickstarter es una plataforma web que se encarga de la financiación de proyectos creativos y permite a los creadores captar fondos del público general para evitar vías tradicionales de inversión.

Más detalles en: BBC