Una aplicación móvil para encontrar chicas es el nuevo capítulo del eterno debate sobre la privacidad de las aplicaciones y redes sociales. De momento i-Free, la empresa rusa que la gestiona, ha tenido que mandarla a talleres. “Girls around me” ha sido un éxito rotundo con más de 70.000 descargas.

La moda de las aplicaciones móviles no ha hecho nada más que empezar. Existen de todas las temáticas y categorías posibles y se espera que su proliferación continúe sin pausa en los próximos años. No obstante, ya hay algunas de estas que desde su nacimiento son polémicas e incluso son retiradas del mercado tras la queja de los usuarios haciendo que su periplo termino, al menos de momento.

Este es el caso de “Girls around me” (Mujeres a mi alrededor), un programa que ha tenido que ser eliminado de la tienda virtual de Apple por ser acusado de “acoso a las mujeres” y ha supuesto una nueva llamada de atención en cuanto a la privacidad que estas aplicaciones y redes sociales ofrecen al usuario.

La aplicación ha sido desarrollada por la empresa rusa i-Free y utilizaba datos de la red de Facebook y Foursquare. Fuentes de la misma han salido al paso alegando que todo es fruto de un “serio malentendido, una ola de negatividad por un serio malentendido de los objetivos, habilidades y restricciones de la aplicación“. En palabras a BBC World sus encargados han aclarado que están concienciados con el tema de la privacidad y que al fin y al cabo, “redes sociales como Facebook y Foursquare te exponen y exponen a aquellos a los que quieres, y que desconocemos lo que realmente estamos compartiendo”.

Foursquare no permite, de momento, que se utilicen sus datos

Pese a las “buenas intenciones” de sus propietarios, la aplicación está suspendida hasta que Foursquare vuelva a permitir a i-Free el acceder a sus datos. Y es que “Girls around me” funcionada extrayendo datos de Foursquare, red social que la gente suele usar para registrarse en un determinado lugar, como un bar o una tienda. También tenía asociada información de Facebook y por tanto localizar a usuarias cerca y ver sus perfiles era muy fácil, así como acceder su estado civil o fotos, dependiendo del nivel de seguridad de sus perfiles, apartado donde aún muchas personas siguen sin prestarle la información que se merece.

I-Free dice que mejorará la exitosa aplicación –de la que se han descargado más de 70.000 registros-  y que solo sólo los registros realizados en lugares públicos puedan ser visibles para los usuarios. Ahora mismo también están trabajando en una versión para Android. Desde la empresa defienden que no difunden ninguna información que la usuaria no quiere compartir y para los contrarios a ella creen que “Girls around me” es una claro ejemplo de mala gestión en la privacidad de estas aplicaciones tan de moda.

 

Fuente: Terra