La empresa coreana consiguió ventas del orden de los 4.767 millones de euros en el último trimestre, pero mostró preocupación por el impacto de la crisis europea en el área de televisores y artículos para el hogar.

Según Samsung, líder mundial en la fabricación de TVs, smartphones y chips de memoria DRAM, sus ganancias operativas subieron un 79% respecto del 2011, lo que elevó su capitalización a 137.362 millones de euros.

Así, en el segundo trimestre la empresa logró números que representan un 14,5% superior a los obtenidos en la primera parte del año, donde obtuvo 4.147 millones de euros.

Los smartphones Galaxy S3 han permitido que Samsung extienda su ventaja sobre competidores como Apple y Nokia, a pesar de los problemas de retraso en la entrega de los dispositivos ante la excesiva demanda por el modelo.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para la empresa, puesto que su línea de artículos para el hogar y chips enfrentan un mercado golpeado por la crisis del euro, lo que provocó una débil demanda a pesar de la caída en los precios.

“Europa es nuestro mayor mercado de electrónicos de consumo y podríamos tener que iniciar recortes de costos y aumentar el precio de los productos si el euro sigue bajando respecto al nuevo nivel”, señaló un miembro de la plana mayor de Samsung.