La compañía finlandesa anunciará su próxima generación de smartphones con el nuevo sistema operativo móvil de Microsoft en su evento Nokia World, el próximo 5 de septiembre.

Con esto, Nokia quiere acaparar las miradas una semana antes del eventual lanzamiento del iPhone 5, además de poder tenerlo en las estanterías antes de la temporada de compras navideñas.

Esto permitirá a la compañía poder lograr un incremento en sus ventas, ya que en la actualidad se sitúa por detrás de Samsung, Apple, HTC y Motorola en el mercado mundial de smartphones.

En el segundo trimestre 2012, Nokia vendió alrededor de 10.2 millones de teléfonos inteligentes, frente a los 52,1 millones de Samsungs y los 26 millones de iPhone.

En un intento por despertar el interés del cliente, Nokia ha creado su propio ejército de empleados para trabajar con los representantes de ventas en las tiendas al por menor, para que puedan educar a los clientes acerca de la línea móvil de la compañía.

“Los desafíos están realmente en cuan rápido que podemos construir esa conciencia”, dijo el jefe de Nokia Jo Harlow.

Harlow es optimista de que Nokia no es una causa perdida y agregó que esto no es un reto insuperable, pero que tomará un trabajo diario para crear ventas seguras y que los clientes tienen la información que necesitan para utilizar los dispositivos.

Sin embargo, Nokia puede seguir siendo eclipsado por sus rivales, los cuales habrían planeado anuncios en cuestión de semanas.

El 29 de agosto, el misterioso evento de Samsung “Unpacked” en Berlín significará el lanzamiento de su Galaxy Note de próxima generación, mientras que Apple se prepara para el estreno del nuevo iPhone el 12 de septiembre, con una posible liberación el 21 de septiembre.

Más detalles en: PC Magazine