Teherán bloqueó el ingreso al popular servicio Gmail, como parte de su proceso de desarrollo de su intranet cerrada, el cual permitirá tener al país separado del contenido “anti-islámico” de internet.

Los usuarios también se encontraron con que el acceso a la página de búsqueda de Google fue derivada a su versión no segura. Los intentos de acceder a él mediante un protocolo seguro también fueron bloqueados.

Estas medidas se dieron a conocer en un mensaje de texto citando a Abdolsamad Khoramabadi, asesor de la oficina del fiscal público de Irán y secretario de un grupo oficial encargado de la detección de contenidos de Internet considerados ilegales.

“Debido a los reiterados reclamos de la gente, Google y Gmail fueron bloqueados a nivel nacional. Seguirán siendo bloqueados hasta nuevo aviso”, decía el mensaje. Varios residentes en Teherán dijeron que no podían entrar en sus cuentas de Gmail a menos que usaran el software VPN (red privada virtual).

Las VPNs son comúnmente utilizados por expertos en tecnología iraníes para burlar la censura en línea, aunque el ancho de banda de las conexiones a través del software de forma rutinaria se ve estrangulado y de vez en cuando incluso se corta por completo.

Las autoridades iraníes previamente cortaron el acceso a Google y Gmail en febrero, antes de las elecciones parlamentarias de marzo.

YouTube ha sido censurado continuamente desde mediados de 2009, a raíz de las protestas y reclamos de la oposición de fraude electoral a raíz de las elecciones que devolvieron el presidente Mahmoud Ahmadinejad al poder. Otros sitios de redes sociales, como Facebook y Twitter, también son rutinariamente bloqueados.

Irán está trabajando en el despliegue de su intranet nacional que se dice será limpia de contenido antiislámico. Los funcionarios afirman que será más rápido y más seguro, aunque los datos de los usuarios serán objeto de un seguimiento en forma más fácil.

Más detalles en: NDTV