En la publicidad para su comercialización lo catalogan como el smartphone más deseado y sin lugar a duda que lo será hasta que llegue el iPhone 5S o el iPhone 6, sin embargo, ese aparato estilizado sigue siendo, a pesar de sus características internas sorprendentes, hecho de plástico, por lo que su costo masivo no especialmente elevado.

Es que el costo de construcción es tan sólo de 237 dólares según la analista IHS, empresa que realizó el desmontaje por piezas del aparato y que por ende hizo el presupuesto del costo, destacando que su valor es menor porque Samsung fabrica la mayoría de sus componentes .

Cabe destacar que dentro de los elementos más caros, se encuentran la memoria interna y la pantalla. Por ejemplo, un tarjeta de memoria interna con capacidad de 16 GB, tiene un valor de 28 dólares, mientras que la pantalla AMOLED alcanza los 75 dólares. Eso sí, la versión Qualcomm es levemente más cara con un costo de 244 dólares.