Motorola quiere volver a formar parte de las luchas importantes en materia de telefonía móvil, lanzando un dispositivo gama media alta que más allá de sus especificaciones técnicas, trae como gran novedad su capacidad de ser personalizado de acuerdo a los gustos del usuario, quien podrá elegir entre 504 combinaciones posibles.

Por el momento, el Moto X sólo estará disponible en Estados Unidos y se desconoce si la personalización llegará también a los demás mercados, pero de ser así, la elección incluye el tipo de material de la carcasa- hasta de madera-, el color y la textura, además de poder añadirle alguna frase propia en la parte trasera. Las especificaciones técnicas también se podrán personalizar.

Ahora, en cuanto a las características, el Moto X es un smartphone de pantalla con tecnología AMOLED y de 4.7 pulgadas con resolución de 1280x720p e incluye el X8 Mobile Computing System, una denominación que engloba al procesador Qualcomm Snapdragon de dos núcleos a 1.7 GHz, 2 GB de memoria RAM, más una GPU Adreno 320. Portará Android Jelly Bean 4.2.2 y pesa 130 gramos.

Finalmente, cabe destacar que su cámara fotográfica es de 10 megapíxeles con flash LED y tecnología Clear Pixel, la cual permite que en condiciones deficientes de luz, las fotografías salgan nítidas. Otra de las novedades respecto de la cámara, es que el usuario podrá hacer un gesto para abrirla: mover la muñeca rápidamente. El Moto X llegará en agosto a Estados Unidos, mientras que a Latinoamérica en septiembre.